Industria

Grupo PSA y FCA planifican unir fuerzas

El plan para fusionar en un 50/50 las actividades del Grupo PSA y FCA es la continuación de intensas negociaciones entre los altos directivos de las dos empresas. Ambas comparten la convicción de que existe una lógica convincente para un movimiento tan audaz y decisivo que crearía un grupo líder mundial con la dimensión, las capacidades y los recursos para aprovechar con éxito las oportunidades y gestionar eficazmente los desafíos de la nueva era de la movilidad.

La fusión propuesta crearía el 4º fabricante de autos mundial más grande en términos de unidades vendidas (8,7 millones de vehículos), con ingresos combinados de casi 170 mil millones de euros (190 mil millones de dólares) y ganancias operativas recurrentes de más de 11 mil millones de euros (12 mil doscientos millones de dólares).

Los accionistas de cada empresa poseerían el 50 % del capital del nuevo Grupo resultante de la fusión y, por lo tanto, compartirían equitativamente los beneficios derivados de la misma. La transacción se efectuaría mediante una fusión a través de una empresa matriz holandesa y la estructura de gobierno de la nueva empresa se equilibraría entre los accionistas, y la mayoría de los consejeros serían independientes. El Consejo de Administración estaría compuesto por 11 miembros. Cinco miembros del Consejo de Administración serían nombrados por FCA (incluido John Elkann como presidente) y cinco serían nombrados por el Grupo PSA (incluido el vicepresidente y el director independiente principal)3. El director ejecutivo sería Carlos Tavares por el período inicial de cinco años y también sería miembro del Consejo de Administración.

Las marcas más reconocidas envueltas en esta fusión serán: Abarth, Alfa Romeo, Fiat, Lancia, VM Motori, Chrysler, Dodge, Jeep, Ram, Mopar y Maserati por parte de FCA, y Citroën, DS Automobiles, Opel, Peugeot y Vauxhall por parte de PSA.

La nueva compañía matriz con domicilio en Holanda cotizaría en la Euronext (París), la Bolsa de Valores italiana (Milán) y la Bolsa de Valores de Nueva York, y seguiría manteniendo presencias significativas en las sedes centrales actuales en Francia, Italia y Estados Unidos.


 

Dejar un Comentario