Industria Tecnología

Del contenedor de reciclaje a piezas de carros

Ford recicla 1.2 mil millones de botellas de plástico cada año para piezas de vehículos

Cuando reciclas botellas de plástico, ¿alguna vez te has preguntado dónde termina ese plástico? Una respuesta: en los vehículos Ford.

Ford Motor Company está ayudando a desempeñar un papel importante en la promoción de piezas de autos ecoamigables, y una forma de hacerlo es mediante el uso de botellas de plástico recicladas para protectores debajo de la carrocería en los automóviles y SUV’s, así como para revestimiento de guardalodos en camionetas de la serie F.

«El protector debajo de la carrocería es una pieza grande, que probablemente pesaría tres veces más si la hacemos en plástico sólido”, dijo Thomas Sweder, ingeniero de diseño de Ford Motor Company.

Buscamos los materiales más duraderos y con mejor desempeño para hacer nuestras piezas, y en este caso, también estamos creando muchos beneficios ambientales».

Durante la pasada década, la aerodinámica ha impulsado la necesidad de protectores debajo de la carrocería, y el uso de plásticos en las piezas de los vehículos es una tendencia a nivel mundial que ha crecido de manera exponencial. Ford utiliza aproximadamente 1.2 mil millones de botellas de plástico recicladas al año, aproximadamente 250 botellas por vehículo.

Así es como funciona: cuando las botellas de plástico se depositan en un contenedor de reciclaje, se recogen junto a otras miles y se trituran en trozos pequeños. Normalmente, esto se vende a proveedores que funden y extruden los pedazos de botellas, y los convierten en una fibra. Esas fibras se mezclan con varios tipos de fibra en un proceso textil, y se usan para hacer una hoja de material que se convierte en las piezas automotrices.

Debido a su peso liviano, el plástico reciclado es ideal para la fabricación de protectores debajo de la carrocería, protectores del motor y de revestimientos de guardalodos delanteros y traseros que pueden ayudar a mejorar la aerodinámica del vehículo. Estos protectores también ayudan a crear un ambiente significativamente más silencioso en la nueva Ford Escape 2020.

 

Ambientalmente, el uso de plásticos reciclados en las piezas de los vehículos ayuda a reducir la cantidad de plástico que puede terminar en situaciones peligrosas, como el giro del Pacífico, por ejemplo, una masa flotante de plástico en el Océano Pacífico, que es más grande que el tamaño de México.

«Ford está entre los líderes cuando se trata de usar materiales reciclados como este, y lo hacemos porque tiene sentido tanto técnica y económicamente, como para el medio ambiente», dijo Sweder. «Este material cumple con todas nuestras robustas especificaciones de durabilidad y desempeño.»


 

Dejar un Comentario