Curiosidades

Una guagua VW «camper» hecha en LEGO

La mundialmente famosa marca danesa de juguetes de construcción, LEGO®, ha estado diseñando estructuras gigantes desde hace mucho tiempo. En la desaparecida tienda Toys R Us de Manhattan, Nueva York, podíamos ver edificaciones de gran tamaño dentro de la tienda, así como en los parques Legoland de Orlando, Florida y Carlsbad, California.

Varios modelos de autos han sido construidos a escala 1:1 utilizando piezas Lego.  Entre ellos están el Volvo XC60, la Ford Explorer, McLaren 720S, autos de Formula1 y hasta el auto personaje de la película Cars. Casi todos los modelos construidos con estas piezas han sido para verlos desde afuera. Recientemente fue presentado un Bugatti Chiron que es posible montarse en él, encenderlo y hasta manejarlo.

Ahora el turno es para la famosa guagua VW en su versión «camper». Dos de los mejores constructores del mundo armaron en solo seis semanas una versión en tamaño real de la autocaravana Volkswagen tipo 2 usando ladrillos LEGO®, utilizando alrededor de 400,000 piezas y cuyo peso total es de 1,543 lbs. Tiene ruedas reales de tipo 2, y al igual que todas las «campers» de Volkswagen tiene un techo levadizo y una puerta deslizable. El diseño del interior imita el de cualquier camper regular, incluso en detalles como un par de cepillos de dientes para pasar la noche.

La van fue diseñada y construida por Rene Hoffmeister, uno de los 12 únicos profesionales con certificación LEGO® oficial en todo el mundo. Él y su colega, Pascal Lenhard, usaron una maqueta en 3D para elaborar un plan para la van, e incluso sacaron la cuenta exacta de la cantidad de ladrillos necesarios. Además de corroborar que las principales piezas movibles, como las puertas, funcionaran, este dúo también debió asegurarse de que los laterales y otras superficies verticales tuvieran la rigidez suficiente como para evitar que todos los ladrillos colapsaran.

Todos esos planes casi se derrumban por completo cuando se percataron de que les faltaban 20,000 ladrillos transparentes para las ventanas.

«Básicamente, hubiéramos necesitado una semana de nueve días», dice Hoffmeister. «Pero como eso no existe, nuestra única opción fue seguir trabajando por las noches».

Con jornadas laborales de veinticuatro horas al día sin descanso, lograron completar el modelo a tiempo. El producto final mide unos 16 pies de largo, más de 6 pies de ancho y un poquito menos de 10 pies de alto con el techo elevado.


 

 

Dejar un Comentario