Industria

Infiniti Q50 Sport y su motor VR30 de 400 HP

Infiniti continúa dando rienda a la evolución de la potencia sus modelos con lo más avanzado en tecnología y poder en sus motores. El Q50 Sport ejemplifica la visión y cometido de Infiniti con su motor VR30 de 400 caballos de fuerza.

El motor VR30, de 3.0 L V6, es uno de los más avanzados desarrollados por Infiniti. Ofrece una potencia instantánea al conductor para un manejo dinámico y eficiente. El poderoso VR30 de Infiniti está inspirado en los legendarios motores de competición, lo que representa el ADN de la marca.

El Q50 Sport cuenta con un motor elaborado con una aleación de aluminio ligero que permite que sea mucho más liviano, eficiente y poderoso. Cuenta entre sus atributos con sistemas, dispositivos e innovaciones que lo ubican en un sitial único en la industria automotriz. Entre estos se enfatiza en:

Sistema de inyección directa de gasolina– El sistema permite que el vehículo tenga una mejor autonomía de combustible y emisiones. Esto es posible debido a la posición del inyector que se encuentra ubicada dentro de la cámara de ignición. La computadora del motor se vuelve más precisa al momento de inyectar la dosis de gasolina. Si el conductor desea más fuerza inyectará el combustible de manera más inmediata, obteniendo como resultado un mayor ahorro y menor desperdicio de gasolina.

Sistema de enfriamiento–  La innovación de este sistema ayuda a tener una acción inmediata del turbo, que se traduce en fortaleza instantánea al acelerar. Cuenta con un sistema de aire enfriado por agua, con una trayectoria de flujo increíblemente corta, lo que favorece al desempeño del vehículo al momento de acelerar.

Control de tiempo de las válvulas– Es un sistema que asegura que las válvulas de distribución funcionen de manera más precisa en tiempo y aceleración. Cuenta con un motor eléctrico montado en el sistema de distribución de válvulas que facilita el que el motor funcione más eficientemente.

Turbina de alto desempeño–  Este mecanismo cuenta con un sensor dentro del mecanismo al que se le denomina Sensor de Velocidad Turbo. Este sensor permite aumentar un 10% las revoluciones por minuto de la turbina, generando así una respuesta inmediata en aceleración.

Fabricado en la planta de Tochigi en Japón, el VR30 del Q50 Sport matiza el alto desempeño de una gama de motores conceptualizados y desarrollados bajo los más altos estándares de calidad destacando la innovación, alta tecnología y poder que distinguen a Infiniti.


 

Dejar un Comentario