Eventos Industria

El Ford más poderoso de la historia: nuevo Shelby GT500

El totalmente nuevo Shelby GT500, el pináculo de cualquier auto pony históricamente diseñado por Ford Performance, ofrece su herencia con más de 700 caballos de fuerza para lograr la aceleración legal más rápida en las calles y la tecnología más eficiente hasta la fecha ofrecida en un Ford Mustang.

«Carroll siempre estuvo trabajando en el siguiente Shelby más rápido y creo que le encantaría este Mustang más que cualquier otro», dijo Jim Farley, presidente de Ford para mercados globales.

El nuevo Shelby GT500 sorprenderá a los propietarios de los superdeportivos con su tecnología de carreras Ford Performance, su motor supercargado y su arrogancia visceral».

Llegará este otoño para unirse a su compañero “de establo” Shelby GT350, Shelby GT500 está diseñado para atacar en todos los frentes. En la franja de arrastre, está configurado para generar una potencia de más de 700 caballos de fuerza gracias a su primera transmisión de doble embrague en su clase. En la pista, el rendimiento mejora aún más gracias a su chasis de carrera, a los neumáticos Michelin personalizados y a los rotores de freno delanteros más grandes que cualquier otro cupé deportivo estadounidense. En la calle, su diseño aerodinámico “amenazador” y las tecnologías de control para el conductor de Ford Performance, hacen que cada momento detrás del volante sea aún más emocionante.

El auto de producción Ford más poderoso de la historia

En el proceso de hacer que el nuevo Shelby GT500 fuera el Mustang más rápido de la historia, Ford Performance creó un tren de potencia exclusivo para ofrecer nuevos niveles de potencia y velocidad.

«Con su motor a nivel de superdeportivo, el nuevo Shelby GT500 lleva la sexta generación de Mustang a un nivel de rendimiento que antes solo estaba reservado para los exóticos», dijo Hermann Salenbauch, director global del programa de vehículos Ford Performance. “Con nuestro motor V8, hemos establecido un nuevo estándar entre los autos de alto rendimiento estadounidenses, el más poderoso hasta la fecha, además de la transmisión de cambios más rápidos en un Mustang para una precisión y una velocidad sin límites «.

El Shelby GT500 arranca con un motor sobrecargado con aleación de aluminio de 5.2 litros hecho manualmente. Para mantener el aire de entrada más fresco y preservar un centro de gravedad más bajo, el equipo invirtió en un supercargador de 2.65 litros con un enfriador a base de aire y líquido introducido. Al igual que el Shelby GT350, el bloque de aleación de aluminio cuenta con camisas de cilindro de arco de alambre para ahorrar peso y cabezas de cilindro de aluminio de alto flujo, además de bielas forjadas más grandes, lubricación mejorada y pasajes de enfriamiento. Por debajo de eso, un cárter de aceite estructural agrega fuerza, reduce la vibración y presenta un sistema de deflector activo patentado para mantener el aceite donde se necesita.

Para canalizar la potencia y el torque al exclusivo eje de transmisión de fibra de carbono, Ford Performance aprovechó los aprendizajes de la afinación de la transmisión de doble embrague del superdeportivo Ford GT. El equipo seleccionó una transmisión de doble embrague TREMEC® de 7 velocidades, que puede realizar cambios en menos de 100 milisegundos, notablemente más rápido que cualquier caja de cambios manual. Esta transmisión de doble embrague está diseñada para una serie de modalidades de manejo, que incluyen: normal, clima, deportivo, arrastre y deportivo; además de activar funciones como el bloqueo en línea y el control de lanzamiento a través de aplicaciones de pista seleccionables.

El rendimiento del Mustang se desarrolló a partir de Ford GT y Mustang GT4

Para aprovechar la potencia y el torque del Mustang más poderoso jamás hecho para las calles, se requiere de tecnología de chasis vanguardista, neumáticos Michelin de oruga y frenos Brembo®, todos ellos bajo el sello de Ford Performance.

Shelby GT500 aprovecha la geometría de la suspensión, una nueva unidad electrónica de dirección asistida y resortes helicoidales más ligeros en la parte delantera y trasera. La suspensión activa MagneRide™ de próxima generación, está integrada junto con lo último en tecnologías avanzadas en modalidad de manejo Ford Performance. La recompensa es la aceleración lateral más alta de un Mustang para un mejor rendimiento en la pista y control del conductor.

Los neumáticos Pilot Sport 4S Michelin personalizados según la especificación del Ford Performance y los neumáticos más agresivos de la Pilot Sport Cup 2, cuentan con compuestos y banda de rodamiento únicos. Para proporcionar una potencia de frenado lista para la pista, se agregaron rotores de dos piezas masivos de 16 a 5 pulgadas (420 milímetros), los más grandes de todos los cupés deportivos norteamericanos, además de calibradores Brembo de seis pistones más grandes y rígidos. Con un 20 por ciento más de área barrida que la del Shelby GT350, estos frenos tienen más del 30 por ciento de masa térmica adicional en las esquinas delanteras.

Se ofrecen dos paquetes de manejo con capacidad de niveles crecientes para el nuevo Shelby GT500. Un paquete de manipulación disponible incluye soportes superiores ajustables con solapa de Gurney. Para el verdadero hardcore, un paquete de fibra de carbono disponible incluye ruedas de fibra de carbono de 20 pulgadas con ruedas traseras de 0.5 pulgadas más anchas (11.5 pulgadas), llantas Michelin Pilot Sport Cup 2 personalizadas, ala de pista de GT4 ajustable de fibra de y mimbres divisores con plano descendiente integrado. El asiento trasero se elimina para reducir el peso.

Un diseño funcional y amenazador sintonizado con el conocimiento de Ford Performance

Gracias a un equipo multifuncional de diseñadores, ingenieros de Ford Performance y colaboradores de los deportes de motor, el Shelby GT500 2020 tiene una imagen heroica de pista que coincide con sus grandes capacidades de rendimiento.

«Con una apertura doble en la rejilla frontal y un 50% más de flujo de aire en el paquete de refrigeración, en comparación con el Shelby GT350, junto con los componentes aerodinámicos más avanzados, cada milímetro del diseño del Shelby GT500 está dirigido a mejorar su rendimiento», dijo Melvin Betancourt, gerente de diseño de Ford.

Sus grandes aberturas de la parrilla angular y su bonete muscular se combinan para un diseño aerodinámico “amenazante” inspirado en los modernos aviones de combate. Las salpicaderas delanteras son más anchas, al igual que la caja de apoyo, tiene llantas de 20×11 pulgadas que se alinean proporcionalmente a las salpicaderas. Un nuevo alerón trasero estándar y materiales compuestos actualizados en el difusor trasero dan como resultado una gestión térmica adicional.

El equipo aprovechó el centro técnico de automovilismo de Ford en Carolina del Norte, donde los equipos de carreras de primer nivel prueban los automóviles, para perfeccionar el diseño del Shelby GT500. Las aberturas de la fascia delantera son más del doble en comparación con el Shelby GT350. Un enorme respiradero tipo persiana de 31×28 pulgadas incluye una bandeja de lluvia de aluminio extraíble para una mejor extracción de aire y una mayor carga aerodinámica.

 

Más artesanía, tecnología y comodidad para el conductor

La cabina diseñada específicamente para Shelby GT500 cuenta con materiales de primera calidad, inspirados en las carreras, y acabados únicos dignos de su potencia de clase mundial. Los puntos de contacto premium incluyen una aplicación en el panel de instrumentos de fibra de carbono y nuevas inserciones en el panel de la puerta de Dark Slate Miko®, con costuras decorativas. Los asientos disponibles para carreras de la marca Recaro, con refuerzos laterales firmes y pasajes para arneses de seguridad, ofrecen el más alto nivel de rendimiento. Para aquellos que buscan una mayor comodidad, se ofrecen asientos con inserciones de gamuza ajustables eléctricamente.

El nuevo Shelby GT500 incorpora un grupo de instrumentos LCD a todo color de 12 pulgadas, mientras que cuenta con un sistema de audio premium B&O® Play de 12 bocinas a la medida de alto rendimiento. Todo esto se controla a través de una pantalla táctil SYNC® 3 de 8 pulgadas con SiriusXM y FordPass Connect™.

Los nuevos colores para 2020 incluyen Red Hot, Twister Orange y Iconic Silver, con rayas pintadas también disponibles en los totalmente nuevos Shelby GT500.

Forjando sobre el rendimiento de Shelby

Con una reputación de transformar Ford Mustang en máquinas dominantes de carreras, Carroll Shelby, corredor y empresario estadounidense, en 1967 llevó su legendario modelo Mustang GT350 más allá para fabricar el Shelby GT500 de primera generación con un V8 modificado de 428 pulgadas cúbicas inspirado en su 1-2-3 final del equipo en Le Mans. Carroll Shelby llamó al original Shelby GT500 «el primer automóvil real del que estoy realmente orgulloso». Hoy en día, ese legado continúa con el Mustang Shelby GT500 2020 de la tercera generación: el Mustang más poderoso y avanzado de la historia. 


 

Dejar un Comentario