En Review

En Review el nuevo Ford EcoSport 2018

Cuando necesitas un auto compacto pero que tenga los lujos de un auto de tamaño estándar, con tracción total (en las cuatro ruedas) y que tenga suficiente altura para subir aceras o pasar badenes, tus opciones son casi nulas.

Entonces llega Ford EcoSport. En una sola línea lo describo como auto de ciudad con capacidad para estar en cualquier terreno. ¿Y por qué de ciudad? Porque cualquier estacionamiento paralelo, sea en el centro de cualquier pueblo de la isla o en las calles del Viejo San Juan tiene la medida del EcoSport.

Su modelo base, EcoSport S, viene con un motor de 3 cilindros de 1.0 litros que produce 123 caballos de fuerza (hp) y 125 libras-pie de torque, pero ya desde este modelo puede seleccionarse el motor 4 cilindros de 2.0 litros con 166 hp y 149 lb-ft de torque. Ambos motores vienen acoplados a la transmisión automática SelectShift® de 6 velocidades y tienen la capacidad de encendido y apagado automático.

En Review

Tuvimos En Review el modelo EcoSport Titanium con el motor opcional de 2.0 litros y “All Wheel Drive” (AWD) y la estabilidad de este pequeño SUV con esta tracción en conjunto con este motor es sorprendente.

Más allá de hacer una prueba extensa por toda la isla, nos limitamos a maniobrar por la ciudad como si estuviésemos esquivando tapones. Nos metimos por gran cantidad de callejones temprano en la mañana del sábado cuando las calles aún se encontraban bastante vacías.

La sensación que da al conducir el EcoSport es como si fuera un auto más amplio por su espacioso interior, pero al recorrer las angostas calles del Viejo San Juan, te das cuenta de la ventaja de su tamaño compacto. Aún si hubiese sido necesario subir a alguna acera, no sería problema para este SUV.

La tecnología que se encuentra en el EcoSport es superior a otros modelos del mismo precio. Con el sistema de info-entretenimiento SYNC 3 tienes disponible desde un sistema de 9 bocinas con “subwoofer” hasta sistema de Wi-Fi. Puedes controlar con la voz gran cantidad de funciones sin despegar la vista de la carretera o las manos del guía.

Este sistema SYNC 3 tiene la función de poder cambiar la iluminación interior del auto, sin embargo esa combinación solo se traslada a luces decorativas pero no al panel de instrumentos, por lo que no siempre la combinación escogida se ve bien y es algo que Ford puede mejorar para futuras versiones.

También encontramos dos detalles que para nuestra experiencia se activan cuando uno no lo desea. Estos son la palanca de encender el wiper trasero y la posición de la palanca de cambios a Sport Mode.

Sentir la potencia del motor 2.0 litros en modo de conducción deportiva es muy bueno, pero si trasladas la palanca de cambios sin mirar desde parking (P) a drive (D), puedes estar conduciendo en sport (S) sin desearlo. Te darás cuenta que el sistema de auto apagado y encendido se desactiva por estar en modo deportivo.

Con excepción de estos pequeños detalles nos pareció un auto sumamente divertido de conducir. Notamos que para algunos su apariencia exterior no era llamativa mientras que para otros era sorprendente. Hasta un empleado salió de un establecimiento que visitamos, solo a verlo por todas partes.

Nuestra parte favorita del EcoSport desde que lo vimos por primera vez es la compuerta trasera y en especial la manera tan discreta para abrirla. ¿Quieres saber que es lo interesante de ella? Visita el Go Ford Shopping esta semana en Plaza Las Américas o tu concesionario Ford más cercano. 

 

 


 

Dejar un Comentario