Curiosidades

Cygnet V8: el pequeño monstruo creado por Aston Martin

Aston Martin, la lujosa empresa británica, que muchos conocimos desde niños gracias a las películas del Agente 007, normalmente nos deleita con sus potentes autos deportivos y poco asequibles.

Si bien es un auto que muchos quisieran tener, entre el 2011 y el 2013 fabricaron un auto que pocos quisieron: su propia versión del Scion iQ y lo bautizaron Cygnet.

El microauto Cygnet — que significa en inglés “pollo de cisne” – fue un intento de que la marca llegara a una mayor población. Pero al parecer adquirir un Scion iQ con un precio de unos $40,000 no causó gran interés en la población.

Demás está decir que de las 4,000 unidades que pensaban vender apenas alcanzaron a despachar unas 300 unidades en todo el mundo, la mitad de ellas en Reino Unido.

Pero si Aston Martin decidió ponerle su emblema a un Scion, ¿porqué no ponerle un motor de Aston Martin? Pues, esa idea la tuvo un consumidor (del que no se sabe su nombre) y se acercó a la automotriz para hacer algo descabellado: colocarle un motor V8.

Este pequeño monstruo tiene un motor de 4.7 litros que produce 430 caballos de fuerza. Utiliza la transmisión, suspensión y frenos del Aston Martin Vantage S.

El auto fue puesto a prueba en el Goodwood Festival of Speed y a juzgar por los videos de los que tuvieron la dicha de conducir este auto, parece ser una pequeña bestia fuera de control. 


Dejar un Comentario