Publicidad

En Review Eventos

Probamos el Kia Stinger en la Salinas Speedway

Hoy llega a los concesionarios el nuevo sedán deportivo Kia Stinger y ayer fuimos parte de la experiencia de sentir este auto en la Salinas Speedway, también conocida como la Pista de Salinas.

A principios del 2017 publicamos un artículo del Kia Stinger que detallaba la ingeniería y la potencia que prometía la marca con este nuevo auto. Leer las especificaciones de un auto y probarlo es algo que no tiene comparación.

Son muchos los autos con motor V6 o con motor turbo que hay en las calles, pero la ingeniería detrás de la configuración del Stinger se siente como un auto de 8 cinlindros preparados para la pista. Después de todo es un V6 doble turbo con 365 caballos de fuerza (hp) y 376 libras-pie de torque.

Comenzando por su aceleración de 0-60 en 4.7 segundos, es algo que se siente desde que se presiona el pedal del acelerador hasta el fondo. Las curvas las corta tan precisas como un auto preparado para pistas y al aplicar los potentes frenos Brembo de 4 pistones al frente y dos atrás, se detendrá toda la furia del auto.

Pruebas en la pista

Si bien tuvimos la oportunidad de conducir el auto a poco más de 100 MPH por la pista –según pudimos observar en el head-up display del auto– la experiencia no se compara como cuando vamos del lado del pasajero con un piloto experimentado en el volante.

Nuestro piloto, Jose Estarellas, un conocido experto en el automovilismo en Puerto Rico, nos indicó que se sorprendió de la potencia y la maniobrabilidad del auto a sabiendas que es un vehículo «stock», o sea que podemos adquirirlo de un concesionario tal como lo estábamos probando en la pista.

Cuando nos tocó conducirlo, no fuimos capaces de generar la inercia que los pilotos experimentados le producían al Stinger. Los autos estuvieron en el circuito a tal velocidad que se escuchaban las gomas al tomar las curvas cercanas a nosotros, pero por más que lo intentamos no logramos producir el mismo efecto de los expertos.


Un deportivo que no llamará la atención de la policía

A menos que no le pases por el lado a un policía que esté pendiente al tránsito conduciendo a toda velocidad en un Kia Stinger color Sunset Yellow (de los que solamente produjeron 400 unidades), nadie se imaginará que vas en un deportivo a alta velocidad.

Si has estado en un deportivo con motor de 8 cilindros ruidoso, sabes que te van a detener tan pronto sobrepases 5 millas por encima del límite de velocidad. El Stinger GT puede pasarnos por el lado a 100MPH y si estamos de espaldas no voltearemos a mirar porque no se siente.

Teníamos 4 Stinger dando vueltas alrededor del área asignada para la actividad y no se podía distinguir por donde pasaban los autos a menos que estuviéramos pendientes ya que su motor V6 doble turbo es sumamente silencioso.

Cuando el auto se encuentra cerca, el motor produce un sonido armonioso que ruge con potencia pero sin alterar la tranquilidad del ambiente.

Por otro lado, si a la división de tránsito de la policía decide adquirir una flota de éstos, van a ser pocos los que se puedan escapar.


El precio que no esperábamos de un Kia

En nuestro mercado el precio normal de un auto europeo es entre los $40K a los $80K. Sorprendentemente, el precio del Kia Stinger está en ese margen de precio. Las 5 variantes van desde $48,898 por el modelo base con motor 2.0 litros, hasta llegar a $60,565 por el Stinger GT2 que tuvimos a prueba en la pista.

La única desventaja del Kia Stinger con ese precio es que la marca nos ha acostumbrado a autos económicos. El Stinger GT es más rápido y potente que autos de mucho mayor precio como el Audi A7 Sportback, el Porsche Panamera RWD V6 o el BMW 640i Gran Coupe entre otros.

También comparte su ingeniería de autos europeos. Albert Biermann, un ingeniero alemán a cargo del desarrollo del BMW M3 y el M5 fue contratado por Hyundai Motor Group para concentrase en la ingeniería del Kia Stinger y de otros modelos de alto nivel de la marca, como el Genesis G90.

Sin duda el aguijón (traducción de la palabra inglesa stinger) debe estar molestando ya a estas marcas lujosas, viniendo de una marca que no esperaban que se convirtiera en una amenaza. Quien sabe si «molestar con el aguijón» fue la idea detrás del nombre.


Fotos propiedad de AütoMania.

Publicidad

Dejar un Comentario