Publicidad

Consumidor En Review

En Review: Probamos el Niro, el crossover híbrido de Kia

Una vez más probamos el Kia Niro y esta vez conocimos cada detalle del auto. Cuando decimos una vez más, es porque la primera vez fue una sorpresa de Kia Puerto Rico en donde la conferencia de prensa comenzó con una prueba de manejo y casualmente nos tocó la misma unidad, el Kia Niro en color Crimson Red.

En esta ocasión nos preparamos para hacer pruebas más detalladas, la mayoría de ellas en la congestión de tránsito de Santurce y Hato Rey, así como pruebas en estacionamientos. El auto sumamente silencioso y económico en combustible nos demostró que mientras más complicado está el tránsito, menos combustible consume.

Al estar detenidos en un tapón, el motor de combustión interna se apaga y aunque soltemos el freno, se sigue moviendo sin gastar gasolina. No es hasta que necesitamos acelerar que el auto se enciende y continúa la marcha, de lo contrario mueve el motor eléctrico con sus baterías.

Las personas que nos acompañaron en un par de ocasiones se sorprendieron cuando comenzábamos a movernos. Aunque no tiene nada fuera de lo normal a simple vista, nadie sabe que vamos a comenzar la marcha en silencio.  Su movimiento lento al salir de un estacionamiento es en total silencio y en las veces que salimos en reversa se podía percibir un leve aviso para que quienes vayan caminando cerca del auto sepan que hay un vehículo en movimiento. Si bien la cámara de reversa ayuda mucho, así como el indicador del tráfico que no vemos al retroceder, no le vendrían mal unos sensores de reversa que nos avisen la distancia que nos queda hasta el bumper trasero, que suele ser muy útil al estacionarnos de reversa.

Conducimos el Niro aproximadamente 100 millas y aunque puede sonar poco, se debe a que la prueba fue planificada para las complicaciones de la ciudad, para lo cual realmente está hecha. Apenas gastamos un cuarto de tanque de gasolina y el consumo de combustible promedió las 44 MPG.

Una de las personas comentó «ese debe ser un buen auto para hacer UBER», ya que no solamente tiene buena economía, también cuenta con un buen espacio interior aparte de la comodidad de sus asientos. En un principio notamos el asiento del pasajero un poco hundido en comparación con el del conductor que puede subirse con un mecanismo eléctrico. Sin embargo pudimos notar que tanto una persona pequeña como una persona alta pueden subir y bajar del lado del pasajero con total comodidad.

Si tu salida requiere que tengas más potencia y no estás pensando en economía de combustible, debes hacer un cambio, no de vehículo sino de la «D» a la «S». Al activar el Sport Mode el auto se transforma y puedes sentir la potencia de la transmisión de 6 velocidades con doble embrague (DCT). Probablemente de no haber hecho esta prueba habríamos sobrepasado las 45 MPG.

La tecnología del Apple Car Play (no llegamos a probar el Android Auto), es algo que facilita mucho al conductor, ya sea para predefinir la ruta en el sistema de navegación del teléfono antes de montarnos al auto, como para seleccionar la música que escucharemos en el camino. Si bien el sistema de audio puede mejorar un poco, nos gustó mucho que entrara una llamada y la música se moviera a las bocinas traseras mientras la conversación se mantenía al frente.

El espacio del baúl y debajo del piso del baúl está bien distribuido y ayuda mucho a llevar todo lo que necesitemos a diario manteniendo el auto organizado. Probablemente Kia deba mejorar el cierre de la puerta trasera que si no se tira con fuerza puede quedar abierta. Un cierre eléctrico aquí no estaría mal.

El Niro nos da la confianza de que podemos adquirir un vehículo híbrido con una garantía de 10 años o 100,000 millas y lo mejor que tiene es que siendo híbrido no se ve un auto raro ni feo.

Nuestro consejo a los futuros propietarios de un Kia Niro es que no le digan a nadie que es un auto híbrido y así cuando pongan el auto en marcha se disfrutan la expresión de susto de sus pasajeros. 

Publicidad

Dejar un Comentario