Historia Industria

Tesla Model S: el auto que cambió las reglas del juego

Han pasado más de 120 años desde que Karl Benz inició la producción del automóvil con el modelo Benz Patent-Motorwagen (1896). El mismo año Ransom E. Olds construyó el suyo sin tener mucho crédito pero al año siguiente creó la Oldsmobile (1897-2004), una de las primeras automotrices estadounidenses.

Olds también creó la línea de ensamblaje de autos en 1902 aunque muchas veces este crédito se lo lleva erróneamente Henry Ford que lo comenzó a hacer en 1913. El primer camión pickup producido en 1915 fue llamado REO Speed Wagon de la marca REO Motor Car Company (1905-1975) que lleva las iniciales de Olds.

A estas fechas históricas podemos añadir el 22 de junio de 2012, cuando el joven inventor Elon Musk dio a conocer al mundo el auto Tesla Model S, días antes de cumplir sus 41 años.

El Tesla Model S, es el primer auto completamente eléctrico y autónomo existente en producción, siendo el sucesor del primer auto completamente eléctrico permitido en autopistas, el Tesla Roadster (2008-2012).

Debido a que el Model S era su segundo auto, había más confianza en la marca y al ser un auto familiar logró alcanzar más clientes, vendiendo 2650 unidades en ese primer medio año, 200 unidades más que el Roadster durante sus cuatro años. Desde el año 2015, Tesla vende más de 50,000 unidades del Model S por año. Estas cifras han acelerado a la industria automotriz a preocuparse más por desarrollar autos eléctricos y autónomos ya que al parecer es lo que mucha gente desea ver en un futuro cercano.

La autonomía del Model S comenzó parcial en el 2014 — a dos años de su lanzamiento — permitiendo que el auto se estacionara solo y reaccionara a ciertas situaciones. Para el 2016 ya el auto era capaz de recorrer largas distancias de manera completamente autónoma aunque todavía requiere la atención de un conductor.

El primer (y único hasta ahora) accidente fatal
Debido a que estos sistemas están basados en radares, el Tesla S no pudo detectar un camión atravesado en el camino y al el conductor no estar prestando atención el auto se metió debajo del camión causando la muerte de quien debió haber sido su conductor. En ese momento la tecnología de Tesla obligaba al conductor a tener atención al camino, algo que evidentemente no ocurrió.

Conducción autónoma Nivel 5
Para evitar completamente los errores humanos, Tesla está trabajando con un sistema Nivel 5 para el Model S y el Model X por el momento. Se espera que para finales de este año el auto pueda tener control total de cualquier situación aunque todo dependerá de las leyes en donde se encuentre el auto.

La conducción autónoma va desde mantener la distancia correcta de acuerdo al auto de al frente cuando se usa un sistema de cruise control o cuando el auto puede frenar solo, hasta ser capaz de buscarnos a donde estemos y sentarnos en la parte trasera como si tuviéramos un chofer.

El Tesla Model S actual
Por el momento, el Tesla Model S, es un lujoso auto con capacidad autónoma nivel 3, es decir que requiere la atención de un humano al volante pero con capacidad de conducirse solo especialmente cuando se recorren distancias largas.

El auto viene en cuatro configuraciones que son el 75 con capacidad de recorrer 265 millas con una sola carga, el 75D con 10 millas adicionales, el 100D con capacidad de carga para 351 millas y el P100D con capacidad menor, de 337 millas entre cargas pero con más potencia.

La letra D en cada modelo significa Dual, es decir que en lugar de ser tracción trasera tiene un segundo motor para propulsar las ruedas delanteras. La potencia eléctrica del Model S lo hace capaz  de alcanzar 0-60 millas por hora en 2.5 segundos y su capacidad equivalente en caballos de fuerza es de sobre 530 hp. La velocidad máxima controlada de este lujoso auto eléctrico está en los 155 mph y su precio comienza en los $72,700 antes de impuestos. 

 

Dejar un Comentario