Historia Industria Automotriz

La van de Ford: de la Econoline a la Transit

Deben ser muy pocos los adultos en Norteamérica que no se hayan subido a una van Ford. Bien sea utilizada como transporte colectivo, transporte escolar, recreación, carga o ambulancia, la Ford Econoline siempre ha estado presente en nuestras vidas y ahora lo hará la Transit.

La versión pequeña de la Transit, conocida como Transit Connect es una minivan que ya conocemos hace varios años, pero la Transit versión grande es relativamente nueva en nuestro mercado con apenas dos años en nuestras carreteras.

Ford decidió globalizar la van en un solo modelo y por su estilo más moderno y por su fama mundial lo más lógico era eliminar la Econoline y concentrase en la Transit que se produce mundialmente desde 1965 y que entró al mercado norteamericano en el 2014 como un modelo 2015.

La Ford Econoline ya no se produce lista para ser utilizada desde su línea de ensamblaje. Desde el 2015 la Ford Econoline solamente sale en su estilo cutaway, es decir que necesita ser complementada con una carrocería dependiendo la función que se le vaya a dar. La Transit CC-CA (Chassis Cab Cut Away) es como se le llama a este estilo en la caja moderna por lo que entendemos que en pocos años el modelo Econoline desaparecerá totalmente.

Ford creó el modelo Econoline para el mercado norteamericano en 1961 y aparte de ser una van de carga o pasajeros, también venía en estilo pickup. La primera generación de la Econoline tenía el motor de 6 cilindros en línea posicionado entre los asientos cubierto con una consola para evitar que el calor entrara a la cabina.

Esta primera generación de 1961 al 1967 se mercadeaba en Canadá bajo la extinta marca Mercury. También era conocida en Estados Unidos como Ford Falcon Club Wagon debido a que se producía en la misma línea de ensamblaje del Ford Falcon.

La segunda generación (1968-1974) corrió la cabina hacia atrás permitiendo que parte del motor quedara en la parte delantera y parte dentro de la cabina haciendo más fácil moverse desde los asientos delanteros hasta la parte trasera de la van. Fue este modelo el primero en tener como opción un motor V8.

Desde la tercera generación (1975-1991) la Econoline tenía la mayor parte del motor accesible desde el exterior y una estrecha consola que parecía parte del dash podía removerse para hacer trabajos de mecánica desde adentro a la parte trasera del motor. La cuarta y última generación desde el 1992 tiene un diseño redondeado y moderno que ha permanecido prácticamente intacto pero dándole continuidad al modelo anterior.

La llegada de la Transit se acopla mejor a las vanes europeas y su interior está mucho mejor estilizado que la Econoline. La transit también ha tenido cuatro generaciones: 1965-1978, 1978-1986, 1986-2003 y desde mediados del 2003 hasta ahora el modelo que llega a nuestras carreteras.

El año 2015 fue clave para la Transit pues aparte de entrar al mercado norteamericano, se convirtió en la van de carga más vendida del planeta con casi 400,000 unidades vendidas según IHS Markit. 


Fotos de diversas fuentes y Ford Motor Company.

Dejar un Comentario